Conozcan un poco de Corea del Norte.- A los 5000 occidentales que visitan Corea del Norte cada año solamente les muestran una sociedad sonriente e inundada de propaganda y solo se les permite grabar aquello permitido por las autoridades del país. Dos periodistas franceses viajan camuflados como turistas a este hermético país bajo el estricto control de las autoridades, quienes les muestran las excelencias de una idílica sociedad, inundada por la propaganda de la férrea dictadura que la dirige. Con la oposición eliminada y sin disidente alguno que incomode al régimen, Corea del Norte presume de ser una potencia nuclear, en cuyo punto de mira sitúa con obsesión a Estados Unidos.