Por: Newton Hoogliuter González
Los análisis de sangre y de orina que te indican los médicos para ver y analizar tu situación de salud, y ver cómo van funcionado tus órganos vitales, son procedimientos muy importantes, y en todas las ciudades modernas existen innumerables laboratorios para hacerse los mismos, sin contar con los que existen en los hospitales y las clínicas privadas. En República Dominicana existen laboratorios súper modernos, con las técnicas más avanzadas que ofrece la ciencia y la tecnología, cuyos resultados hasta te lo hacen llegar por Internet con una clave secreta que ellos mismos te dan, este hecho de los laboratorios y de los análisis en nuestro país se debe a que un destacado medico dominicano tomo un préstamo personal en un centro financiero de Paris, Francia, y con ese capital fundó y organizo con la los aparatos y la logística correspondiente en 1908 el Laboratorio Municipal de la ciudad de Santo Domingo de Guzmán (hoy Laboratorio Nacional de Salud Publica que lleva su nombre) donde se realizaban análisis a los alimentos, como la leche, la mantequilla, etc, y en 1920 le entrego a los médicos dominicanos la gran e importante noticia de hacer en nuestro suelo análisis de sangre y orina, creador de la carrera profesional de bioanálisis, ese ilustre medico fue el Dr. Defilló.

El Dr. Fernando Alberto Defilló  nació en Santo Domingo en 1874, y se graduó de medico en la Universidad de Santo Domingo y realizo estudios de post grado en la Universidad de Paris. Este destacado medico identifico en 1912 conjuntamente con el Dr. Read el parasito de los animales y humanos conocido como la bilharzia, y luego se dedico en cuerpo y alma a investigar sobre  la lepra, y fue el primer director del Leprocomio que se estableció en Nigua, San Cristóbal, y gracias a la introducción de tratamientos modernos contra esa terrible enfermedad, en Rep. Dom. podemos vociferar que LA LEPRA SE CURA.

En 1905 impartió un curso de Clínica Medica, donde expone recetas terapéuticas innovadoras, y se responsabilizo a través del Juro Medico, organismo oficial, de regular el ejercicio profesional de la medicina.

En 1925 es el primer científico dominicano en ser admitido al prestigioso Instituto Pasteur de Paris, y fue maestro de medicina en el Instituto Profesional, como también fue Presidente de la Cruz Roja Dominicana en el 1934, y al año siguiente este eminente medico creo la Escuela de Enfermeras, y es el autor del protocolo de tratamiento que las enfermeras deben de darle a los pacientes. Represento al país en numerosos eventos internacionales, y escribió muchos artículos en revistas y periódicos  nacionales y extranjeros. Dio muchas charlas sobre la alimentación, las medidas sanitarias que hay que tomar con los alimentos y como mejorar la dieta.

Este descollante e ilustre medico dominicano también era amante de las artes y de las letras, escribió obras de teatro y era un amante de la música.

En 1949, fallece en la ciudad de Santo Domingo el Dr. Defilló, la facultad de  Ciencias Medicas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo lleva su nombre, y una avenida de nuestra ciudad también, los autobuses que circulan por la 27 de febrero constantemente mencionan su nombre, cuando le dicen a los pasajeros  “derecho hasta la Dr. Defilló” y en este artículo lo recordamos con una gran admiración y orgullo.

Booking.com