Desde enero de 2017 hasta febrero de 2018, fueron 10 los tiroteos en escuelas de los Estados Unidos que dejaron un saldo de 34 muertos, causando además un trauma emocional tanto profesores y estudiantes como a sus familiares.

Preocupados por la seguridad de sus hijos, los padres han optado por adquirir mochila antibalas para proteger un poco más la vida de los menores ante un eventual ataque.

La idea de estas mochilas surgió en el 2012, por la colombiana Carolina Ballesteros, con el objetivo de tratar de evitar más muertes en los tiroteos que se vuelven cada vez más frecuentes en los Estados Unidos.

Pensando además en el impacto que ejerce el proyectil en la persona a pesar de tener protección, capaz de generar un trauma, estas mochilas están diseñadas con un material que usan los escudos de un blindaje rígido.

Recientemente tras el tiroteo en Parkland del 14 de febrero, que dejó un saldo de 17 muertos, las ventas de estas maletas, a través de Mc Armor, que es la filial que tienen en Estados Unidos, volvió a ser récord en ventas en Amazon.

Booking.com