SANTO DOMINGO.- Con una nutrida asistencia y ponderadas exposiciones se desarrolló en la Casa Nacional del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) el panel “La Constitución de 2010 como Pilar del Estado Social y Democrático de Derecho”, a propósito del 8vo aniversario de la promulgación de la nueva Carta Magna.

La actividad, organizada por la Red Nacional de Abogados y el Foro NaciZonal de Abogados, con el respaldo de la Secretaría de Asuntos Jurídicos del Partido de la Liberación Dominicana, se llevó a cabo en el Gran Salón Bienvenido Sandoval de la Casa Nacional de dicha organización.

 

El Panel fue encabezado por César Pina Toribio, miembro del Comité Político del PLD, quien disertó sobre el tema “La visión de Estado en la Constitución de 2010”; Haivanjoe NG Cortiñas, miembro del Comité Central del PLD, quien trató sobre la “Importancia del Contenido Económico en la Constitución de 2010. El Consultor Jurídico del Poder Ejecutivo, Flavio Darío Espinal, pautado para exponer, su ausencia fue excusada.

Las palabras de bienvenida recayeron en Juan Rivera, Coordinador del Foro Nacional de Abogados (FONA); y la motivación del panel Ángel Canó, Coordinador de la Red Nacional de Abogados.

El Coordinador del Foro Nacional de Abogados dijo que el objetivo principal de la celebración del panel era destacar los avances logrados en materia social, política y económica gracias a la Constitución que hoy ostenta la República Dominicana, a propósito de celebrarse este 26 de enero el 205 aniversario del natalicio del Prócer Juan Pablo Duarte, padre de la patria, y a ocho años de la proclama de la Carta Magna.

Juan Rivera indicó que los protagonistas que hicieron posible la promulgación de la constitución dominicana el 26 de enero del año 2010 fueron el pueblo dominicano e ideólogo, el Dr. Leonel Fernández, expresidente dominicano, presidente del PLD e ideólogo y propulsor de la misma; el Profesor Juan Bosch, “guía espiritual y referente de la actual constitución”, cuyos ideales inspiraron una modificación constitucional acorde al siglo XXI; y el Presidente Danilo Medina, por ser el responsable de la ejecución de todos sus fundamentos lo que ha fortalecido al Estado Dominicano.

Por su lado, Ángel Canó señaló que gracias a la Constitución del 2010 se han consolidado las bases de los principios fundamentales de los derechos humanos y de la democracia dominicana, como son la dignidad humana, el progreso, la paz y el equilibrio político y social que hoy disfruta el pueblo dominicano.

Manifestó que la constitución Dominicana es un referente, un modelo, que ha marcado un antes y un después en la configuración política, institucional y jurídica de la nación.

“En esta constitución que hoy analizamos se han consolidado las bases del Estado Dominicano sobre una serie de principios fundamentales y valores supremos, tales como la dignidad humana, la libertad, la igualdad, el imperio de la ley, la justicia, la solidaridad, la convivencia fraterna, el bienestar social, el equilibrio ecológico, el progreso y la paz”, precisó Canó.

Consideró que al igual que el expresidente Leonel Fernández y el Presidente Danilo Medina, también resulta ineludible destacar la labor de Reinaldo Pared Pérez, Secretario General del PLD y Presidente del Senado de la República, responsable de guiar el proceso de conocimiento del proyecto de reforma de la constitución hasta su promulgación.

En la actividad estuvieron presentes representantes de la Secretaría de Asuntos Gremiales y Profesionales, de la Secretaría de Asuntos Jurídicos, Comunicaciones y representaciones de corrientes gremiales y de varias alcaldías.

Expositores

 

Los expositores puntualizaron aspectos relevantes de la Constitución de 2010, la que dijeron se ha convertido en un referente para los países de Latinoamérica.

Haivanjoe NG Cortiñas, miembro del Comité Central del PLD, expresó que todo lo dicho durante el panel sólo tiene validez si la Constitución no es un pedazo de papel “y la actual Carta Magna definitivamente no lo es”.

Aseguró que desde el punto de vista de la economía, la Constitución Dominicana tiene un salto cualitativo extraordinario con relación a la anterior, especialmente en lo relativo a la parte doctrinaria que la soporta.

Aseguró que la Constitución dominicana ha servido para blindar a la economía desde el punto de vista fiscal, porque da mandato a que el presupuesto de la nación se elabore de acuerdo a la posibilidad de ingreso y para que el crecimiento económico sea sostenible, lo que tiene una implicación en el resto de las variables económicas, tales como la inflación, la tasa de cambio y el ITBIS.

“Los autores de la constitución lograron llevar la economía a la política y no al revés, lo que tiene una connotación importante porque de esa manera la economía no termina contaminándose”, agregó el dirigente político.

Haivanjoe NG Cortiñas afirmó que la constitución de la República delimita muy bien el rol de los agentes económicos, por el funcionamiento de la economía por los diferentes sectores que lo conforman; y del Estado, como regulador.

Consideró que la constitución dominicana no establece modelos económicos, sino que tipifica el tipo de sistema económico que impera en la República Dominicana, que le permite conducir a los hacedores de políticas públicas conducir la economía de un país hacia un objetivo determinado.

“Esta constitución sienta las bases para que haya sostenibilidad fiscal, la que ha permanecido durante varios años y es la garantía para el sistema y crecimiento económico dominicano”, apuntó.

César Pina Toribio destacó la visión de Estado que quedó incorporada en la Constitución de 2010, en la que dijo se consagra la vocación del poder público hacia la satisfacción de las aspiraciones de la sociedad general, promoviendo a la persona mediante el empoderamiento de los mecanismos necesarios para hacer valer sus derechos fundamentales, dotándoles de un andamiaje jurídico que vincula a todo el aspecto político.

Destacó la relevancia del Tribunal Constitucional y de la fuerza vinculante de sus decisiones, con lo que se asegura su función de vigilante de la supremacía de la Constitución.

Dijo que esa Constitución representa una fortaleza importante para el sistema político nacional, que promueve una democracia participativa, fundada en la promoción de la persona y, fundamentalmente, en los aspectos sociales.

Baso su exposición en el desarrollo del capítulo II, articulo 7 que define a República Dominicana como Estado Social y Democrático de Derecho.

Se detuvo a citar artículos de la Carta Magna en los que se realizan las precisiones porque lo social, democrático del Estado dominicana y su apego a las normas jurídicas, precisando que con la nueva Constitución las leyes tienen primacía y el principio de legalidad es determinante.