¿Alergias? despídete de ellas con estos 4 trucos caseros

0

Siempre, sin importar qué, al menos un par de veces durante el año sufriremos algún tipo de alergia. Si ya has intentado de todo, y no eres muy seguidor de los fármacos, te traemos 4 trucos caseros que podrás usar siempre que estés con esta molestia.

La reacción alérgica se produce cuando el sistema inmunológico responde de forma exagerada a ciertas sustancias en el cuerpo. Estas sustancias se conocen como las alergias.

El sistema inmunológico ayuda a proteger y defender el cuerpo contra agentes  extraños, pero a veces reacciona de forma exagerada a ciertas sustancias o elementos que podemos considerar como normales.

También es necesario tener en cuenta que existen varios tipos de alergias, y estas tienen repercusiones que se tratan de manera individualizada. A continuación, te presentaremos una serie de estas.

Hay diferentes tipos de alergias:

  • Del tipo alimentarias.
  • Del tipo insectos.
  • Del tipo estacionales.
  • Del tipo oculares.
  • Producidas por la intolerancia al látex.

Algunas de estas alergias se pueden curar utilizando cualquiera de estos remedios caseros. Aquí te mostraremos una serie de pequeños trucos, bastantes sencillos, para que puedas tratar esta incomoda situación cada vez que se presente.

Conoce estos 4 trucos caseros para combatir las alergias

Aquí descubrirás pequeños secretos 100% efectivos

1. Eucalipto, un gran aliado

Usa eucalipto para tratar las alergias

Es famoso por su gran poder expectorante. En toda América, así como en otros regiones del mundo, es común que las personas hiervan e inhalen sus hojas para aliviar sus alergias y resfriados.

También se fabrica un aceite concentrado, que se puede verter sobre el pecho y masajear, esto ayuda a despejar las vías respiratorias. Además que, son ampliamente conocidos los maravillosos efectos mucolíticos y descongestionantes.

El eucalipto contiene citronela, que tiene efectos analgésicos y antiinflamatorios; también funciona como expectorante, ayudando a limpiar el cuerpo de toxinas y microorganismos dañinos que actúan como alérgenos.

Vale destacar que el aceite esencial de eucalipto funciona como tratamiento eficaz para las infecciones del tracto respiratorio superior, impidiendo así (o limitando considerablemente) la perdurabilidad de agentes infecciosos.

2. Vinagre de sidra de manzana

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana es excelente para aflojar la mucosidad, lo que produce alivio respiratorio. Según Natural Standard, se utiliza comúnmente para el dolor de garganta, sinusitis y resfriados. Pero, cuidado: se deben tomar 2 cucharadas de vinagre de sidra en 1 taza de agua 3 veces al día, y evitar los excesos.

Este simple pero útil truco, podrás aplicarlo en casa siempre que lo consideres necesario. Recuerda, no existen contraindicaciones asociadas con el uso de estos remedios naturales. Es decisión tuya probarlos y así ver la eficacia que puedan tener en la mejora de tu condición alérgica.

3. Una vez más, el jugo de limón

Jugo de limón contra las alergias

El jugo de limón ayuda al drenaje del sistema linfático y a la superación de los problemas respiratorios. La ingesta diaria de este cítrico combate el crecimiento de bacterias, y estimula el sistema inmunológico.

Podemos utilizar el zumo de limón y su cascara, añadirle un poco de agua y rociarlo en casa para desinfectar el ambiente. Su aceite esencial puede matar las bacterias y eliminar los desencadenantes de la alergia que se encuentran en el aire. Como resultado, se obtiene beneficio absoluto, tanto del jugo como del concentrado extraído de las cáscara (aceite).

4. Aceite de albahaca

Usa albahaca contra las alergias

El aceite esencial de albahaca reduce la respuesta inflamatoria de los alérgenos. También es compatible con las glándulas suprarrenales, que están involucradas en la producción de más de 50 hormonas que impulsan casi todas las funciones corporales.

De esta manera, el aceite esencial de albahaca ayuda a tu cuerpo a reaccionar adecuadamente frente a una amenaza haciendo fluir la sangre a tu cerebro, el corazón y los músculos. También ayuda a desintoxicar el cuerpo de bacterias y virus, mientras lucha contra la inflamación, el dolor y la fatiga.

No lo olvides, el uso frecuente del aceite de albahaca ofrece un poder antimicrobiano  100% efectivo contra las bacterias y mohos que pueden provocar asma y daños respiratorios. De verdad, ¿qué esperas? Dale una oportunidad y verás que mejorarás, y sin efectos secundarios desagradables.

Fuente: mejorconsalud.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here